Archive for junio, 2011


Estuve revisando un poco entre los muchos textos, libros, apuntes y archivos que he estudiado en los últimos años para buscar un tema interesante para actualizar mi blog hoy, algunos de Filosofía Existencial, otros de Coaching, algunos de Dianetica y Scientology, temas de Logoterapia y hasta de Marketing y Política y encontré este interesante texto del Filosofo Hubbard, sobre el estado de alerta en que debe permanecer un líder. Se los comparto porque lo considero muy valioso…

Los japoneses siempre han gustado del pescado fresco. Pero las aguas cercanas a Japón no han tenido muchos peces por décadas. Así que para alimentar a la población japonesa, los barcos pesqueros fueron fabricados más grandes para ir mar adentro. Mientras más lejos iban los pescadores más era el tiempo que les tomaba regresar a entregar el pescado. Si el viaje tomaba varios días, el pescado ya no estaba fresco.

Para resolver el problema, las compañías instalaron congeladores en los barcos pesqueros. Así podían pescar y poner los pescados en los congeladores. Sin embargo, los japoneses pudieron percibir la diferencia entre el pescado congelado y el fresco y no les gustaba el congelado, que, por lo tanto, se tenía que vender más barato.

Las compañías instalaron entonces en los barcos tanques para los peces. Podían así pescar los peces, meterlos en los tanques y mantenerlos vivos hasta llegar a la costa. Pero después de un tiempo los peces dejaban de moverse en el tanque. Estaban aburridos y cansados, aunque vivos. Los consumidores japoneses también notaron la diferencia del sabor porque cuando los peces dejan de moverse por días, pierden el sabor fresco …

y ¿cómo resolvieron el problema las compañías japonesas? Y ¿cómo consiguieron traer pescado con sabor de pescado fresco?

Si las compañías japonesas te pidieran asesoría, ¿qué les recomendarías?

(Mientras piensas en la solución…. Lee lo que sigue):

Tan pronto una persona alcanza sus metas, tales como empezar una nueva empresa, pagar sus deudas, encontrar una pareja maravillosa, o lo que sea, empieza a perder la pasión. Ya no necesitará esforzarse tanto. Así que solo se relaja.

Experimentan el mismo problema que las personas que ganan la lotería, o el de quienes heredan mucho dinero y nunca maduran, o de quienes se quedan en casa y se hacen adictos a los medicamentos para la depresion o la ansiedad.

Como el problema de los pescadores japoneses, la solución es sencilla. Lo dijo L. Ron Hubbard a principios de los años 50:

“Las personas prosperan mas cuando hay desafíos en su medio ambiente” .

Para mantener el sabor fresco de los peces, las compañías pesqueras ponen a los peces dentro de los tanques en los botes, pero ahora ponen también un Tiburón pequeño! Claro que el tiburón se come algunos peces, pero los demás llegan muy, pero muy vivos. ¡Los peces son desafiados! Tienen que nadar durante todo el trayecto dentro del tanque, ¡para mantenerse vivos!

Cuando alcances tus metas proponte otras mayores. Nunca debes crear el éxito para luego acostarte en él. Así que, invita un tiburón a tu tanque, y descubre que tan lejos realmente puedes llegar. Unos cuantos tiburones te harán conocer tu potencial para seguir vivo y haciendo lo que mejor haces, de la mejor manera posible!!

Y si ya los encuentras en el tanque, déjalos que se muerdan entre sí, que no te asusten sus dientes ni sus trampas…tu sigue alerta, pero siempre “fresco”.

Siempre habrá tiburones a donde vayas…

Anuncios

Quién es un líder..?

Vivimos una época de inestabilidad económica, globalización, grandes flujos de capital se mueven de una país a otro, la competencia es cada vez mayor entre empresas y países, pero la pregunta que no podemos dejar de hacernos es si nuestra sociedad, grupo u organización se está expandiendo o se está contrayendo. Estamos logrando mejorar las condiciones de vida de las personas y haciendo un mundo más sostenible, o estamos acabando con lo que hay y generando un futuro de escasez. Dentro de las corrientes actuales se nos dice que debemos adaptarnos a lo que hay  y seguir las guías o instrucciones que alguien está formulando, sin opinar ni pensar. Algunos se vuelven piezas de una maquina o un periférico más del computador. O por el contrario, podemos conectarnos con nuestra esencia, ser nosotros mismos y crear algo nuevo, formas nuevas de hacer las cosas, innovar, crear productos, organizaciones y hasta mundos nuevos que puedan generar esa expansión y prosperidad que anhelamos.

Según el filosofo americano L. Ronald Hubbard, “Un líder es alguien que puede asumir responsabilidad por su esfera de influencia.” Responsabilidad es un concepto que incluye mucho más que solo cumplir con las tareas que alguien nos asigna. En su sentido más amplio es el reconocimiento de ser causa y fuente de nuestra realidad y, como consecuencia, nosotros creamos la situación y el mundo en que vivimos. Al asumir esta definición de responsabilidad, también estamos aceptando que de nosotros depende crear unas condiciones mejores y que para eso estamos dispuestos a emprender las acciones necesarias para lograrlo. Un líder sabe que es responsable y así actúa en su vida. Un líder también es alguien con capacidad creadora. Sabe que puede dar vida a grupos, ideas, organizaciones y a sí mismo. En cada momento y en todo lugar.

Otras importantes virtudes de buen líder son la capacidad de generar empatía, buscar y lograr acuerdos y mantener una comunicación efectiva con sus seguidores. Finalmente, el líder conoce y practica a fondo la ética, definida como hacer lo que es correcto o lo que construye para la mayoría de las aéreas de la vida, con el propósito de estar construyendo y no destruyendo. Con todo este arsenal de virtudes, el líder es alguien capaz de “poner orden, introducir una esfera de orden”, en su propia vida “y luego hacer que este orden fluya hacia otros perímetros más allá de la persona en sí”. Esto incluye su familia, grupo, ciudad, país o mundo. Cuando pasa esto, las cosas funcionan mejor y, la vida y el mundo son mejores.

A %d blogueros les gusta esto: